La valentía de PAPI en el Fuerzas Armadas de 1976..!!!

Para quien escribe es un gran placer compartir con todos unas líneas sobre esta carrera que en su momento produjo grandes emociones y que en la actualidad, aún siguen vigentes entre quienes vivimos lo que fue una épica carrera, una muestra de valentía, coraje, conducción y clase, dejando en un pedestal muy alto al pupilo del stud “CAL” de Carlos Luis Alvarado, el ejemplar PAPI.

PAPI (1972-SOLARES en AIMAR nada menos que por el gran HYLANDER) había dado suficientes muestras de calidad a los dos años, conquistando el Clásico Antonio José de Sucre, la Polla de Criadores de Acrica y un meritorio segundo lugar en el Clásico Comparación; pero también a los tres años, ganando el Clásico Gobernador del Distrito Federal, Clásico República de Venezuela  y el Clásico Coproca (registrando 124”1 para los 2000 metros, record de pista para criollos!), para tomarse un descanso obligado por problemas de salud.

A su regreso en el año 76, a los 4 años quien escribe recuerda los elogios del personal de Monitor Hípico hacia el entrenado de Carlos Muñoz Candia, cuando reaparecía, y era tomado por las cámaras de RCTV, cuando era catalogado como un crack, tendría algunas figuraciones para vencer de punta a punta en la Copa Juan Eduardo Cruz. Pero nunca imaginábamos que pudiera ser el protagonista de una batalla tan monumental como la que vivimos el 5 de julio de ese año, muy pocos creían que llegaría a las dos millas y menos ante un lote de fuertes rematadores en largo:

 Clásico Fuerzas Armadas año 1976…!!!

Con el excepcional Jinete Jesús Rodríguez arriba se introduce en el puesto 12 del aparato…Se da la partida!, TABABOY salía primero a pelear con PAPI la delantera,  pero luego de pasar los 400 en 24”1, el hijo de SOLARES apuraría un poco y se iba sólo al frente con AGRESIVO acosándolo por fuera y GUASIPATI a la expectativa. En la recta de enfrente, cuando pasaban por segunda vez por ese punto AGRESIVO atacaba, pero el caballo de las orejas taponadas se volvía a despegar un poco.

Al girar el codo final nuevamente el pupilo de Antonio Bellardi se veía con empuje, PAPI no se entregaba (aquí muchos pensábamos “si gana se merece una estatua”) y en un tercer y último ataque AGRESIVO presionó fuertemente sumado a GUASIPATI ante un PAPI que no se dejó pasar, alcanzando una memorable victoria, un verdadero monumento a la valentía.  AGRESIVO obtuvo el placé, tercero GUASIPATI, cuarto VOLCAN y cerró la pizarra EBANO. “El mudo” había labrado una victoria memorable, brindando una vez más muestras de sus grandes condiciones de jinete, especialmente defendiendo la punta desde “el vamos”.

Con algunos altibajos nuestro protagonista del escrito continuaría su campaña pistera logrando victorias en el Clásico Cavepro, un segundo en la Copa Jaime Todd concluyendo ese 1976 con un triunfo brillante en el Clásico Jockey Club, que terminaría de asegurar el ya merecido premio al caballo de 4 y más años.  Posteriormente incursaría brevemente en la cría, pero esa gesta que hoy recordamos, su tarjeta de presentación, quedaría grabada en letras doradas en la historia hípica venezolana.

PAPI, héroe de la epopeya hípica de los 70’s siempre presente en los corazones de quienes tuvimos la dicha de verlo correr.

Fuentes: http://www.pedigreequery.com, Revista La Fusta, Revista Gaceta Hípica, apuntes personales y la VZLA PASION HIPICA channel de Youtube.

JOANDESA 24/07/2017

Esta entrada fue publicada en VPH. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *